Las flores bailarinas de Alexandre Dang

El artista Alexandre Dang está comprometido en concienciar a la gente sobre el potencial de las fuentes de energía renovables y el desarrollo sostenible; para ello, su obra incorpora la energía solar como fuente de energía en sus piezas de arte cinético.

Aunque el sol proporciona 10.000 veces más energía de la que los seres humanos necesitamos, más de 1,7 millones de personas todavía no tienen acceso a la electricidad. La apremiante necesidad de abordar esta cuestión es la fuerza motriz del compromiso artístico Alexandre Dang, en la que combina el enfoque científico, la preocupación del medio ambiente y el humanismo.

El “Campo de flores bailarinas” se ha convertido en una de las piezas emblemáticas de su trabajo artístico. Cada “Flor Solar” consiste en un motor con una célula solar fotovoltaica. La célula solar convierte la luz en electricidad que alimenta el motor y permite a la flor moverse. Cada flor se mueve de forma autónoma en proporción a su exposición a la luz. Por otra parte, las flores se mueven incluso con luminosidad reducida: el movimiento se produce incluso en la sombra o en presencia de luz indirecta.

Alexandre Dang apoya y colabora con la asociación internacional Solar Solidarity que tiene por objeto la comunicación sobre el potencial de fuentes renovables de energía a través de exposiciones y la recaudación de fondos para apoyar proyectos de energía solar y de electrificación en los países en desarrollo.

desde Arte Sostenible.

1 comentario en “Las flores bailarinas de Alexandre Dang

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: