Phoenix de Aïda Gómez

Cada año, miles de millones de pájaros pierden la vida al colisionar contra cristales de viviendas y edificios. Un motivo de origen estrictamente humano.

Un remedio popular frecuentemente utilizado es colocar en los cristales pegatinas con siluetas de aves rapaces. Los pájaros evitan estrellarse contra estas señales pero -en muchos casos- el problema persiste y continúan chocando contra el cristal que queda entre los adhesivos.

Este caso sucedía habitualmente en una parada de autobús de Neskaupstaður, una pequeña ciudad situada en la parte más oriental de Islandia. Emplazamiento al que fui invitada por una iniciativa local llama Art Attack, para realizar intervenciones urbanas.

Decidí acabar con esta masacre de pájaros cubriendo todo el cristal de la parada con un gran surtido silueteado de aves variadas, prestando especial atención a la figura del Ave Fénix (pájaro mitológico que se regenera cíclicamente), con el fin de hacer el mobiliario urbano más visible para nuestros amigos voladores.

Finalizada mi intervención, la parada de autobús reformada fue inaugurada por el alcalde de Neskaupstaður en un acto simbólico.


w.: www.aidagomez.info

Aïda Gómez nació en Madrid en 1986. Estudió escultura en Berlín y Bellas Artes en la UCLM en Cuenca, España. Entre 2006 y 2011 Aïda Gómez formó parte del colectivo de arte callejero La Pluma Eléctri * k

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: