Una cita

“Un creador tiene que ser capaz de parecer ridículo. Un creador tiene que arriesgar su supuesta respetabilidad. Por eso siempre ves que los poetas, los pintores, los bailarines, los músicos, no son gente muy respetable. Y cuando se vuelven respetables, cuando les dan un premio Nobel, dejan de ser creativos. (…) ¿Has visto jamás a un premio Nobel volver a escribir otra cosa que tenga algún valor?. ¿Has visto a cualquier persona respetable hacer algo creativo?. Le entra miedo. Si hace algo mal, si algo va mal, ¿qué le sucederá a su prestigio?. No puede permitirse eso. Por eso cuando un artista se vuelve respetable, muere.”

OSHO, Creatividad, liberando las fuerzas internas, 1999.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: