Funcionamiento de las ferias de arte

Una feria de arte es un evento en cuyo transcurso, un grupo de galerías acuden a una ciudad y llevan sus mejores obras para la venta al público. Estas ferias son organizadas por las asociaciones de galeristas, en colaboración con otras entidades públicas y privadas.

El sistema de participación en las ferias se fundamenta en un proceso selectivo y muy competitivo para las galerías. La dirección de la feria en acuerdo con el comité de selección deciden que galerías van a participar teniendo en cuenta criterios basados en la calidad de las obras, y su correspondencia con la línea artística que la feria quiere transmitir. En las ferias de arte de primer orden suelen ser elegidas las galerías mas reputadas del mercado1, que representan a artistas con importante cotización y se constituyen como galerías de referencia para el coleccionismo internacional.

Este comité organizador, formado por personalidades de reconocido prestigio en el sector galerístico, se encarga de analizar toda la documentación proporcionada por las galerías candidatas, incluyendo los dossieres de obra de artistas de la galería, especialmente los que se proponen para la feria y el programa de exposiciones de la galería. Una vez que se ha deliberado y puntuado las solicitudes, el comité da a conocer a las galerías la aprobación o rechazo de su solicitud. Las galerías que han sido seleccionadas pero que no puedan participar por falta de espacio pasan a una lista de espera en caso que alguna galería seleccionada se de de baja o sea excluida de la feria por no cumplir con las normas de exhibición establecidas.

Las ferias de arte contemporáneo tienen por objetivo fundamental la promoción y venta de obras de arte de vanguardia y contemporáneas de los siglos XX y XXI, con especial dedicación a las últimas expresiones visuales por lo que las galerías deben presentar obra acorde con estos lenguajes: óleos, acrílicos, acuarelas, pasteles, dibujos y obra gráfica; esculturas originales; fotografía, video y arte electrónico; obras de arte experimental y emergente. Así mismo no se aceptan obras falsificadas, de procedencia ilícita, muy restauradas o dañadas y la categoría de las artes aplicadas (vasos, cerámica, joyas, diseños…). Con ello la feria pretende ofrecer garantías de profesionalidad, a través de la calidad de exposiciones que ofrezcan una visión de conjunto representativa de la creación artística de los siglos XX y XXI y que sean fiel reflejo de las últimas investigaciones llevadas a cabo en el ámbito internacional de las artes visuales.

Por otra parte, la adjudicación de los stands de las galerías seleccionadas (hay unos estratégicamente mejor situados que otros) se basa en la categoría de las obras cuya exposición se propone. Además se inspeccionan los stands durante el montaje y en el transcurso de la feria para verificar el cumplimiento de la normas del evento. En cuanto al catálogo publicado por la feria con información de las galerías expositoras y una selección de sus obras, la galería tiene que cumplir estrictamente los plazos de entrega del material para dicha publicación incluidos textos y material gráfico de calidad. Así mismo la galería debe facilitar también esta documentación al gabinete de prensa de la feria para que pueda emitir información adecuada sobre los artistas y las galerías en la prensa diaria y especializada.

Foto: La galería iraní Silk Road Gallery en ARCO 2009. Fotografía de Alfredo Lietor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: